Qué libreta llevar al instituto

¿No sabes qué libreta llevar al instituto? Cada maestrillo tiene su librillo o lo que es lo mismo, cada profesor te mareará con sus manías, pero si no te han dicho nada que sea obligatorio, aquí te damos algunas ideas sobre qué libreta llevar al instituto.

El paso de la educación primaria a la secundaria marca un antes y un después en nuestra evolución como personas, porque las cosas ya se van poniendo serias. En materia de libretas no podemos decir que haya una excepción. Si bien durante la primaria es habitual que los profesores no sean muy exigentes, en la secundaria se suele aplicar un pequeño extra de disciplina y muchos profesores exigirán a sus alumnos un material específico para llevar a clase. Si es tu caso, donde manda capitán, no manda marinero. Obedece y no te busques problemas.

Si no es así, puedes elegir una buena libreta para ir al instituto siempre que tengas en cuenta dos características esenciales:

  1. Que sea cómoda
  2. Que sea resistente

libreta hojas perforadasSi buscas qué libreta llevar al instituto no te recomendamos que elijas libretas bonitas con muchos adornos porque es probable que con el ajetreo de las clases y el vaivén de la mochila acaben destrozadas. Si acaso, la agenda en la que apuntes tus tareas sí que puede tener más adornos, pero en las libretas de batalla, nosotros te diríamos que te conformaras con lo básico y escogieras una libreta barata. Si quieres, puedes elegir una con las hojas perforadas, ya que es probable que tengas que arrancar alguna de vez en cuando para hacer entregas y cosas así y con las hojas perforadas podrás arrancarlas sin tener que lidiar con los flecos. Por ejemplo, te podría valer la libreta de la foto. Tiene 200 hojas microperforadas y con cuatro agujeros para que las puedas archivar, el tamaño es A4 y el gramaje del papel 70 g/m².

En principio, de entre todos los tamaños de libretas, el mejor es seguramente el A4. Es una tamaño ideal para usarlo en un pupitre individual y que no sobresalga por todos lados. Ahora bien, si tienes una clase en una de esas aulas con sillas con pala de escritura (un horror para todo aquél que necesite tomar apuntes durante un rato seguido), te recomendamos una libreta que no tenga anillas y que sea más pequeña, quizá un A5. No hay nada peor que estar escribiendo, perder el apoyo porque se ha acabado la paleta de la silla y hacer un rayón hacia abajo echando a perder tus apuntes.

Por lo demás no te compliques, elige un cuaderno que te guste y a correr. Con esto acabamos, esperamos haberte ayudado a saber qué libreta llevar al instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.