Libretas bonitas

Comprar libretas bonitas es una de esas cosas que produce una gran satisfacción tanto en el momento de la compra, como cada vez que se saca la libreta para utilizarla. En esta página te ofrecemos una gran cantidad de libretas bonitas, pero además, reflexionamos sobre el concepto de bonito y te damos algunas ideas para que crees tus propias libretas.

Qué es una libreta bonita

Según la RAE bonito es algo “lindo, agraciado, de cierta proporción y belleza.”  Como con esto nos quedamos un poco como estábamos, conviene echar un vistazo también a la definición de bello: Que, por la perfección de sus formas, complace a la vista o al oído y, por ext., al espíritu. Por tanto las libretas bonitas son aquellas que por su forma agradan, en este caso, a nuestra vista, es decir que aquellas que subjetivamente nos parecen bellas. A veces es más fácil entender lo qué es algo, cuando sabemos diferenciarlo de lo que no es así que a continuación te ofrecemos algunas características que no querrás confundir con la belleza:

  1. Ostentoso: por lo general, algo demasiado sofisticado se pasa de bonito y llega a ser considerado hasta de mal gusto por el exceso.
  2. Caro: Algo bonito puede ser caro, pero no es obligatorio que lo sea.
  3. Sofisticado: Al igual que ocurre con el precio, son conceptos que no se deben confundir. Hay cosas muy simples, que igual son muy bellas.

La definición dice que la bellea complace a nuestro espíritu por extensión, por lo que a la belleza subjetiva de las formas, creemos que conviene añadir que para que una libreta sea bella, debe cumplir con un mínimo de utilidad. Hay personas, que compran libretas hermosas para utilizarlas como elementos decorativos, por ejemplo para tenerla al lado del teléfono y poder coger recados, pero que aporten valor a la estética de la habitación al mismo tiempo. Incluso podría haber algún caso en el que una libreta se comprase solo por su valor estético, y no se tuviese ninguna intención de escribir en ella. Sin embargo, esto no es lo normal. Por norma general, una libreta además de ser bonita, debe ser útil en un grado mínimo.

Por qué es bonita una libreta

Generalmente las razones por las que se considera bonita una libreta son:

  1. Color
  2. Forma
  3. Material con el que está hecha
  4. Diseño de las portadas
  5. Estampado de las hojas interiores

Por supuestos puede haber otras razones, pero estas son las más comunes. En ocasiones verás libretas muy ornamentadas que son primorosas y otras veces verás libretas con un diseño muy sencillo pero que también te parecen vistosas.

¿En qué momento pasa una libreta a ser bonita?

Es difícil de decir, pero si hubiese que establecer un límite, sería uno subjetivo y que dependería de cada persona: una libreta empieza a ser bonita cuando estimula la corteza orbitofrontal de tu cerebro.

Cómo elegir entre las libretas bonitas

Una vez estás ante una selección de libretas bonitas, hay dos factores fundamentales a tener en cuenta para elegir cuál comprar.

1. Precio

Parece tentador decir que para elegir una libreta bonita, no hay que tener en cuenta el precio. Pero no es cierto. El precio siempre es un factor de elección. Está claro que puede merecer la pena pagar un pequeño extra a cambio de elegir libretas bonitas, pero este extra debe mantener una lógica.

Hay una parte subjetiva en ello. ¿Hasta qué punto te merece la pena a ti personalmente pagar un poco más por una libreta linda? Solo tú puedes contestar. Para ayudarte, puedes tener en cuenta el tiempo de vida que estimas que tendrá esa libreta.

Si la compras para dejarla en un estante como un adorno, como si fuera un jarrón o un marco, puede estar justificado pagar algo más por esa preciosa libreta que te enamora, porque al fin y al cabo va a estar años contigo.

Si es un elemento que vas a usar a menudo, está bien que pagues un extra por la libreta, pero ponte unos límites. Al fin y al cabo, pronto tendrás que comprar otra.

Otro factor que justifica pagar algo más por las libretas bonitas es que la libreta contribuya a tu imagen o la de tu empresa. No nos referimos a las libretas publicitarias que ofreces como recuerdo en un congreso o en una conferencia, sino a esa libreta que sacas en una reunión. No cabe duda, que al igual que cuidas el aspecto de tu teléfono móvil, de tu bolígrafo o de tu reloj, una libreta agradable a la vista puede contribuir positivamente a una imagen elegante y que muestra que eres una persona que se preocupa por los detalles.

2. Uso

El uso que le vas a dar a la libreta también es importante. Puede que pienses que las libretas siempre son bonitas debido a sus tapas y a la encuadernación, pero también hay libretas hermosas que lo son debido a un motivo estampado en sus hojas. En principio, ningún estampado de calidad debería interferir con lo que se escribe en ella, pero si vas a usar la libreta para hacer cróquis o dibujos, puede que prefieras que no haya estampados. O por ejemplo, si prevés que vas a usar distintos colores, puede que no quieras que el color de las hojas de las libretas coincida con alguno de los colores de tus rotuladores, lápices y bolígrafos, ya que quizá se dificulte la visión.

Además de todo esto, debes tener en cuenta conceptos básicos a la hora de elegir una libreta independientemente de que sea bonita o no:

  1. Con o sin anillas
  2. Con o sin cuadrícula
  3. Orientación vertical u horizontal
  4. Tamaño
  5. Peso
  6. Gramaje del papel

Tras toda esta teoría, esperamos que tu corteza orbitofrontal también haya sido estimulada por las libretas de esta página y al menos, hayas disfrutado viéndolas.